lunes, 30 de noviembre de 2009

Suiza prohibe los minaretes bajo la oposición insensata del Episcopado

EL DESFILE DE LOS INSENSATOS
.
Suiza aprueba (está en su derecho) la propuesta de prohibir la construcción de nuevos minaretes.
Y se ha iniciado el desfile de los insensatos:
El Episcopado reprueba la decisión porque quiere favorecer al Islam (!)
Y los burócratas de Europa que derrumban las cruces (en sus logias han decidido que Europa nunca fue cristiana) defienden el levantamiento de minaretes islámicos (!)
..

El presidente de la Comisión "Sí a la prohibición de los minaretes" posa con un cartel de la campaña (agencia EFE)
.
El 57% de los suizos ha votado favorablemente a una moción por la que se prohibe la construcción de minaretes en el país centroeuropeo. Para poder votar la moción, partidos conservadores reunieron durante 18 meses 100.000 firmas, en una controvertida campaña publicitaria con minaretes con forma de misiles.

Los obispos suizos se opusieron a la iniciativa, olvidando el quid pro quo. Dan la espalda a sus hermanos cristianos perseguidos en los países musulmanes, mientras favorecen la construcción de mezquitas y la expansión del Islam en su propia tierra, sin exigir reciprocidad.

Los burócratas de Europa rechazan también la medida, mientras el gobierno de Francia, que bajo cuerda está impulsando una intolerante agenda del laicismo para reducir a lo más mínimo la presencia de la fe cristiana, se declara "escandalizado" por la "intolerancia" contra el Islam.

Mientras tanto, los cristianos son perseguidos en la mayor parte de los países islámicos. Y éstos (el mejor ejemplo es Arabia) a su vez apoyan la entronización islámica en Europa financiando mezquitas, escuelas y minaretes, con un radio de acción cada vez más extenso, sin que nadie les pida someterse al principio de reciprocidad.

* * *

Los suizos aprobaron en referéndum una propuesta, respaldada por la derecha, para prohibir la construcción de nuevos minaretes, según cifras oficiales, en un resultado sorprendente que podría dañar los lazos económicos de Suiza con Estados musulmanes.

Los partidos de derecha suizos creen que los minaretes, desde los cuales los seguidores del Islam son llamados a la oración, constituyen una «reivindicación del poder político-religioso». Por ese motivo se convocó un referéndum con el objetivo de dilucidar si tales construcciones deben ser o no prohibidas, tras haber recolectado 100.000 firmas del electorado suizo durante 18 meses, informa Ep.

Alrededor del 57% de los firmantes votó aprobar una prohibición total sobre el establecimiento de nuevos minaretes musulmanes, de acuerdo con los resultados oficiales publicados por la agencia suiza de noticias ATS. Precisamente, unos días antes de la elección, sólo un 37% de los participantes en el sondeo admitió que apoyaría la prohibición. En el centro de la campaña se sitúa el controvertido cartel que mostraba a una mujer ataviada con un burka, con minaretes con forma de misil de fondo.

El insensato episcopado suizo hace coro con los verdes.


Los obispos de Suiza consideran que la decisión popular de prohibir la construcción de minaretes «representa un obstáculo y un gran desafío en el camino de la integración en el diálogo y el respeto mutuo». Así lo señalan en un comunicado publicado este mismo domingo, firmado por el responsable de comunicación de la Conferencia Episcopal de Suiza, Walter Müller, y titulado «Interpelados por el sí a la iniciativa», informa Zenit.

Para el episcopado suizo, esta prohibición supone «una omisión manifiesta a mostrar a la gente que la prohibición de minaretes no contribuye a una sana convivencia entre las religiones y las culturas, sino que al contrario, la deteriora». «La campaña, con sus exageraciones y sus caricaturas -señala el comunicado-, ha demostrado que la paz religiosa no se da por sí misma, sino que debe ser defendida cada día».

Los obispos advierten que el sí a esta iniciativa, impulsada por los conservadores Union démocratique du centre (UDC) y Union démocratique fédérale (UDF), «aumenta los problemas de convivencia entre las religiones y las culturas».

Ante este resultado, «el primer desafío consiste en devolver a la población la confianza necesaria en nuestro ordenamiento jurídico y la atención apropiada a los intereses de todos», indican los obispos. Y «ello exige la colaboración de todos en Suiza, y especialmente de los responsables del Estado y de la Iglesia», advierten.

Actualmente Suiza cuenta con cuatro minaretes, que no se utilizan para llamar a la oración. El referéndum buscaba detener nuevos proyectos de construcción de estas torres de las mezquitas.

La Confederación suiza, en la que el Islam es, en número de seguidores, la segunda religión tras el cristianismo, cuenta con unos 310.000 musulmanes, entre una población de 7,5 millones de habitantes.

Los obispos destacan que «las dificultades de coexistencia entre las religiones y las culturas no se limitan a Suiza» y advierten de las repercusiones negativas que esta decisión popular puede acarrear en otros lugares del mundo.

«Los pastores de la Iglesia católica ya recordaron, antes de la votación, que la prohibición de la construcción de minaretes no ayudaría a los cristianos oprimidos y perseguidos en países islámicos, sino que deterioraría la credibilidad de su compromiso en esos países», señalan.

El texto concluye con una exhortación a «todas las personas de buena voluntad a aumentar todavía más su compromiso actual con esos cristianos y a estar a su lado». En e l comunicado del pasado mes de septiembre con el que los obispos se oponían a la consulta popular aprobada ayer, la conferencia episcopal pedía coherencia con los principios de la libertad religiosa. «Los minaretes, como los campanarios de las iglesias, son un signo de la presencia pública de una religión», recordaron entonces los obispos de Suiza.

«La prohibición general de construir minaretes haría más frágiles los esfuerzos necesarios para establecer una actitud de acogida recíproca, en el diálogo y respeto mutuo -adviertieron-. En esta materia, el miedo es mal consejero».

Los Verdes, uno de los cinco grandes partidos suizos, ya han adelantado que se plantean recurrir al Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo para que invalide el resultado de este referendo, por considerarlo anticonstitucional.

"Los musulmanes de Suiza no han recibido una bofetada, sino un auténtico puñetazo en plena cara", afirmó, consternado, Ueli Leuenberger, presidente nacional del partido ecologista.

http://www.religionenlibertad.com/articulo.asp?idarticulo=5713

La insensatez de los burócratas de Europa: arrumban las cruces, y defienden la edificación de altos minaretes.

Europa ha reaccionado con preocupación ante los resultados del referéndum celebrado ayer en Suiza por el que se rechaza la construcción de minaretes en las mezquitas del país.

El ministro de Asuntos Exteriores francés, Bernard Kouchner, se ha declarado "un poco escandalizado" por la decisión de los suizos en contra de los minaretes. El jefe de la diplomacia gala considera que el resultado del referéndum es "una expresión de intolerancia".

Mientras, un portavoz de la Cancillería de Angela Merkel, ha pedido que la cuestión sea tenida "en cuenta seriamente". Wolfgang Bosbach ha declarado que la decisión es el resulado del miedo de los europeos a una islamización de la sociedad.

"Estoy un poco escandalizado por esta decisión" que es "negativa porque concierne a las inquietudes de Suiza que será vista como represor a de una religión si no permite que se construyan minaretes en su país", ha declarado por su parte, el ministro francés de Exteriores a radio RTL.

"Espero que los suizos recapaciten sobre esta decisión", ha añadido. "Es una expresión de intolerancia y yo detesto la intolerancia". Y considera que la construcción de minaretes en las mezquitas "no es una gran cosa. ¿Es una ofensa que en un país de montañas haya una construcción un poco más elevada?", se pregunta Kouchner.

Ante las preguntas sobre la prohibición del burka en Francia, el ministro asegura que no es lo mismo porque el burka "es un atentado contra los derechos de las mujeres, es una restricción de su libertad", así que la prohibición de esta vestimenta se considera para "proteger" a las mujeres.
http://www.elmundo.es/elmundo/2009/11/30/internacional/1259567063.html

2 comentarios:

ecclesiaprimus dijo...

Hoy he estado revisando "que cosa anda por ahi", y me parece que es mucho lo que tenemos que aqui ver en este blog, y aprender, desde el punto de vista del pensamiento social, hoy tan confundio entre nuestros hermanos de fe.
Que Dios os bendiga.
R. Nicodemo

Anónimo dijo...

La prohibición de los minaretes creo que es solo el comienzo para decir BASTA YA!
Los musulmanes son muy exigentes y que nos dan a cambio...!?1?
Cuestionan nuestras costumbres y nos llaman INFIELES!
Si tanto les cuesta adaptarse a nuestras costumbres y libertades ¿porque vienen a Europa? Por qué no se quedan en sus paises y exigen a SUS gobernantes que repartan el pastel de las riquezas. Asi no tendrán que emigrar ni amargar la existencia a los demás y harian un favor al mundo entero.