sábado, 18 de abril de 2009

LA VERDADERA IMAGEN DE JESUS MISERICORDIOSO


Primer cuadro de Jesús de la Divina Misericordia, que corresponde al que Santa María Faustina Kowalska solicitó pintar en 1934 por intrucciones del Señor. Es obra de Eugênio Kazimirowski.
..
Esta imagen, que es la que se ha difundido por el mundo, fue pintada el año 1944 por Adolfo Hyla, al margen de las instrucciones que el Señor dio a la santa.
..
La imagen genuina

La devoción a Jesús de la Divina Misericordia, que corresponde a la fiesta litúrgica del domingo siguiente a la Pascua de Resurrección, se ha multiplicado por el mundo en las últimas décadas. Sin embargo, la imagen que se asocia a la devoción, y que todos conocemos, inexplicablemente no es la auténtica.
.
Santa María Faustina recibió del Señor el encargo de que hiciera pintar su imagen en un lienzo. La santa durante seis meses orientó los trabajos del pintor. A su término, el Señor le prometió que las gracias que El concedería por medio de la devoción de la Divina Misericordia estarían asociadas a esa imagen. “Por medio de esta imagen voy a conceder muchas gracias, por eso, que cada alma tenga acceso a ella” (Diario 570). Sin embargo, la imagen que pasa por tal no es la genuina. He aquí la historia.
.
* * * .
“Pinta una imagen según el modelo que ves, con la frase: Jesús, en Ti confio” (Diario, 47). “Ofrezco a los hombres un recipiente con el que han de venir a la Fuente de la Misericordia para recoger gracias. Ese recipiente es esta imagen con la frase: Jesús, en Ti confío” (Diario, 327).
.
..
Santa María Faustina Kowalska (1905 - 1938)
.
A petición de Santa María Faustina Kowalska (1905 - 1938), el Beato Miguel Sopocko (1888-1975) encargó el cuadro de Jesús Misericordioso a principios de 1934 en Vilna (Vilnius, Lituania), al pintor Eugeniusz Kazimirowski. El piso del padre Sopocko y el piso de Kazimirowski junto con su estudio se encontraban en el mismo edificio. Durante seis meses la santa fue al estudio del pintor para dar indicaciones y detalles respecto al cuadro. El Beato Sopocko personalmente se encargó de que el lienzo fuera pintado exactamente según las indicaciones. En junio de 1934, el cuadro ya estaba listo. El Beato Sopocko preguntó entonces a Santa Faustina qué texto debería escribirse bajo la pintura.
..
Beato Miguel Sopocko (1888-1975)
.
Cuenta Santa Faustina en su Diario: “Una vez el confesor (Padre Sopocko) me preguntó cómo debía ser colocada la frase, ya que todo eso no cabía en la imagen. Contesté que rezaría y que daría la respuesta la semana siguiente. Al alejarme del confesionario, y pasando cerca del Santísimo Sacramento, recibí el entendimiento interior de cómo debía ser la frase. Jesús me recordó lo que me había dicho la primera vez, es decir, que estas tres palabras debían ser puestas en evidencia. Las palabras son: Jesús, en Ti confío” (Diario, 327).
.
Al recibir la respuesta, el Beato Sopocko puso el texto en el marco debajo del cuadro. El 4 de abril de 1937, con el permiso del Metropolitano de Vilna, el Arzobispo Romuald Jalbrzykowski, el cuadro de Jesús Misericordioso, tras haber recibido la opinión positiva de los expertos, fue bendecido y llevado a la iglesia de San Miguel en Vilna, dónde empezaron a rodearlo de veneración cada vez mayor. Una comisión de expertos convocada en 1941 por la orden del Metropolitano, confirmó la opinión positiva y afirmó que “El cuadro constituye una obra de arte y un ejemplo de arte contemporáneo religioso de valor.” (Protocolo de la Comisión de la evaluación y la conservación del cuadro de Jesús Misericordioso en la Iglesia de San Miguel de Vilna de 27 de mayo de 1941 firmado por expertos: Profesor de la historia de arte dr. M. Morelowski, Profesor de dogmática padre dr. L. Puchaty y el Conservador padre Dr P. Sledziewski).
.
.
El cuadro en la Iglesia de San Miguel (1937-1948)
.
A causa de las operaciones militares (1939- 1945) de la Segunda Guerra Mundial, la Unión Soviética se anexiona Lituania. El cuadro queda entonces en territorio dominado por el ateísmo despótico y policíaco del comunismo, y por unas decenas de años inaccesible para los peregrinos. A pesar de muchos peligros (estuvo escondido en un desván, enrollado, guardado en la humedad y en el frío; muchas veces inhábilmente restaurado), gracias a la Providencia Divina, el lienzo perduró a la época soviética.
.
En 1948 cuando el gobierno comunista cerró la Iglesia de San Miguel, el cuadro fue depositado en la Iglesia del Espíritu Santo, cuyo párroco, el p. Jan Ellert no estuvo interesado en guardarlo. Un amigo del Beato Sopocko, p. Józef Grasewicz, lo llevó a la parroquia en Nowa Ruda, en Bielorusia. Aquí, a pesar de muchos cambios en la administración de la iglesia, el cuadro permaneció durante 40 años (1949-1986).
.
El cuadro en la iglesia de Nowa Ruda, actualmente Bielorrusia (1949-1986)
.
En 1970, las autoridades comunistas en Nowa Ruda decidieron convertir la iglesia en un almacén. El Beato Sopocko, que entonces estaba en Polonia pidió al p. Grasewicz que trasladara el cuadro a algún otro sitio seguro. En secreto, mandó una petición de colgar el cuadro en la iglesia de la Puerta del Amanecer de Vilna (Lituania), donde había sido expuesto por primera vez para la adoración pública. La petición fue transmitida solo en 1982 (ya después de la muerte del Beato Sopocko). En 1986 el lienzo es trasladado nuevamente a la Iglesia del Espíritu Santo, en Vilna, donde permaneció hasta el año 2005.
...
..El cuadro antes de su restauración
....
A consecuencia de la restauración realizada el año 2003, el cuadro recuperó su aspecto original. En el marco nuevo se fijó un letrero, según el proyecto del conservador, con las palabras: JESÚS, EN TI CONFÍO (el marco con el letrero original se perdió cuando el cuadro estaba escondido).
.,
Desde el año 2005, el lienzo se venera el el Santuario de la Divina Misericordia, en Vilna.
.
* * *
.
DIARIO de Santa Sor Faustina, Plock, Polonia, 22 de febrero de 1931.
.
"Al anochecer mientras estaba en mi celda, vi al Señor Jesús vestido con una túnica blanca. Tenía una mano levantada para bendecir y con la otra tocaba la túnica sobre el pecho. De la túnica entreabierta en el pecho, salían dos rayos grandes: uno rojo y otro pálido. En silencio, atentamente miraba al Señor, mi alma estaba llena de temor, pero también de gran alegría. Un momento después, Jesús me dijo: Pinta una cuadro según el modelo que ves, y firma: Jesús, en Ti confío.(...)
.
Prometo que el alma que venere esta cuadro no perecerá. También prometo, ya aquí en la tierra, la victoria sobre los enemigos y, sobre todo, a la hora de la muerte. (...) Deseo que haya una Fiesta de la Misericordia. Quiero que este cuadro que pintarás con el pincel, sea bendecido con solemnidad el primer domingo después de la Pascua de Resurrección; ese domingo debe ser la Fiesta de la Misericordia. Deseo que los sacerdotes proclamen esta gran misericordia que tengo para las almas pecadoras. Que el pecador no tenga miedo de acercarse a Mí. (...)
.
Una vez, cansadísima por las múltiples dificultades que tenía por el hecho de que Jesús me hablaba y exigía que fuese pintada la cuadro, decidí firmemente, antes de los votos perpetuos, pedir al padre Andrasz que me liberara de estas inspiraciones interiores y de la obligación de pintar la cuadro. Al escuchar la confesión, el padre Andrasz me dio la siguiente respuesta: No la dispenso de nada, hermana y no le está permitido sustraerse de estas inspiraciones interiores, sino que debe decir todo al confesor, eso es necesario, absolutamente necesario, porque de lo contrario se desviará del buen camino a pesar de estas grandes gracias del Señor. De momento usted se confiesa conmigo, pero ha de saber que debe tener un confesor permanente, es decir un director espiritual.(...)
.
Me afligí muchísimo. Pensaba poder liberarme de todo y había pasado todo lo contrario: una orden clara de seguir las peticiones de Jesús. Y otra vez el tormento porque no tengo un confesor permanente. (...) Sin embargo la bondad de Jesús no tiene límites, me prometió una ayuda visible en la tierra y la recibí poco después en Vilna (Vilnius), Lituania. En el padre Sopocko reconocí esa ayuda de Dios. Le había conocido en una visión interior antes de llegar a Vilna. Un día lo vi en nuestra capilla entre el altar y el confesionario. De repente en mi alma oí una voz: He aquí la ayuda visible para ti en la tierra. Él te ayudará cumplir Mi voluntad en la tierra” (Diario, 47-50).
.